Wikileaks Panamá

WIKI LEAKS

 

19 DIC 2010

 

Panorama

·Regresar al inicio

·Enviar a un amigo

·Imprimir

·Enviar correcciones

Compartir

Varela tildó la ampliación del Canal como un desastre

 
FIESTA. Martinelli asistió el 2 de julio de 2010 a un acto en conmemoración de la declaración de independencia de EU, liderado por la entonces embajadora Barbara Stephenson. LA PRENSA/Archivo1484104
 

Betty Brannan Jaén
Corresponsal en washigton

laprensadc@aol.com

Panamá -Según cables diplomáticos estadounidenses divulgados por Wikileaks, el gobierno de Ricardo Martinelli ha expresado serias dudas sobre el avance de la ampliación canalera y ha cuestionado el proceso de licitación para la construcción del tercer juego de esclusas.

Un cable de enero de 2010 señala que el vicepresidente y canciller, Juan Carlos Varela, afirmó que “el proyecto de expansión canalera es un desastre”, durante un almuerzo con la embajadora Barbara Stephenson en diciembre de 2009. Agregó que “en dos o tres años será obvio que todo fue un fracaso”.

Algunos días después, Varela repitió sus dudas durante una conversación con el congresista Pedro Pierluisi, de Puerto Rico. Según el cable, Varela dijo que el consorcio español era “muy débil” y que él tenía “dudas genuinas” sobre su capacidad de ejecución.

El cable también indica que Varela dijo lo siguiente al número dos de la embajada: “Uno no hace relajo con algo tan importante como el Canal. Cuando uno de los licitantes hace una propuesta que está mil millones de dólares por debajo del próximo competidor, entonces algo está seriamente mal. Claro que tengo las mejores esperanzas, pero temo que Alberto [Alemán] ha cometido un gran error”.

Varela también mostró preocupación por el hecho de que las mismas empresas españolas estaban buscando participar en la construcción del Metro de Panamá.

Pocos días después, al margen de otra visita de congresistas estadounidenses, la embajadora Stephenson preguntó al presidente, Ricardo Martinelli, sobre el avance del proyecto canalero.

¿La respuesta? “Martinelli hizo una mueca e indicó estar un poco preocupado. Dijo que temía que el administrador Alemán pudo haber inclinado el concurso hacia el consorcio que incluye a CUSA, dirigida por su primo”.

Stephenson envió un cable a los departamentos de Estado y Comercio, alertándolos de que Varela y Martinelli estaban haciendo declaraciones de este tipo en presencia de los congresistas que visitaban Panamá. Pero ella agregó dos apreciaciones significativas: Uno, que las aspiraciones presidenciales de Varela lo hacen “sensible” a la posibilidad de que la expansión canalera resulta en fracaso. Y dos, que en la embajada estadounidense siempre se ha considerado que el administrador Alemán es un “gerente altamente capaz y de integridad intachable”.

EU descontento por triunfo de española

Ese cable y otros revelan que la embajada estadounidense en Panamá hizo lo que la misma Stephenson tildó “cabildeo implacable” para que el consorcio liderado por la empresa estadounidense Bechtel ganara el contrato para construir el tercer juego de esclusas. Entre otras cosas, la embajada estimaba que si Bechtel ganaba, ello significaría para Estados Unidos la venta de más de mil millones en materiales y equipos.

Por lo tanto, la embajada no vio con agrado que ganara el consorcio liderado por Sacyr, una empresa española que ofreció un precio muy por debajo de los otros dos competidores. En la embajada había la “fuerte sospecha” de que ese precio era posible porque la empresa estaba recibiendo algún subsidio del Gobierno español. Allí también se dio por hecho que Sacyr renegociaría el precio más adelante.

Un representante de Bechtel aparentemente declaró que “a ese precio, Sacyr no podrá ni echar el concreto”. Mientras tanto, expertos del Banco Interamericano de Desarrollo estimaron en $5.9 mil millones el costo total del proyecto (más que el estimado oficial de $5.25 mil millones), mientras que Bechtel estimaba que el costo podría alcanzar $9.9 mil millones si los contratistas asumían todo el riesgo. Bechtel consideró impugnar la licitación, pero finalmente dispuso no hacerlo.

El triunfo de Sacyr “complica nuestra relación bilateral a nivel tanto político como económico”, señaló la embajadora en uno de sus cables a Washington. El contrato “es señal de la creciente influencia española en Panamá, con la posible pérdida de oportunidades para las exportaciones estadounidenses para el proyecto [canalero]”.

ACP responde; Gobierno guarda silencio

Ante el escándalo desatado tras la publicación en el diario español El País de cables filtrados por Wikileaks referentes a los contratos para la ampliación del Canal, la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) respondió que ha blindado su gestión “frente a injerencias y presiones de todo origen o naturaleza, para garantizar, siempre, los intereses del país y de la entidad”.
Aseguró que el proceso de contrataciones para la ampliación del Canal “garantiza plena transparencia y la más amplia competitividad. En la actualidad, dicho proceso es referente internacional, y es invocado como modelo para este tipo de contrataciones”.

El Gobierno, en tanto, prefirió no hacer comentarios al respecto de las declaraciones dadas por el presidente, Ricardo Martinelli, y por el vicepresidente, Juan Carlos Varela. Desde las 8:45 a.m. hasta el cierre de la edición, este diario se estuvo comunicando con el secretario de Comunicación del Estado, Alfredo Prieto, quien a la 1:15 p.m. informó que Varela sería el encargado de dar la versión oficial de los hechos.
A Varela se le llamó, al menos, en cinco ocasiones, desde la 1:25 p.m. hasta las 5:00, pero tenía el celular apagado. Se le dejaron mensajes de voz y tampoco devolvió las llamadas. La empresa española Sacyr prefirió no hacer comentarios sobre el tema.

Martinelli y Varela le confesaban temas de Estado a funcionarios estadounidenses. Incluso, Martinelli puso en duda la imparcialidad de Alberto Alemán Z.

Panorama

·Regresar al inicio

·Enviar a un amigo

·Imprimir

·Enviar correcciones

Compartir

CABLES REVELADOS POR WIKILEAKS

Martinelli y Varela criticaron ampliación

Según revelan los cables divulgados por Wikileaks, la Embajada de Estados Unidos hizo ‘lobby’ para ganar la licitación.

Juan Carlos Varela
 wl1
CANAL. El proceso de selección de la empresa que dirige la ampliación de la vía interoceánica fue objeto de intercambio diplomático y críticas oficiales. LA PRENSA/Carlos Lemos1484162
 wl2
El proyecto de ampliación del Canal es un desastre… en dos o tres años será obvio que ha sido todo un fracaso”.
Juan Carlos Varela
Canciller y vicepresidente de la República
 wl3
Martinelli temía que el administrador del Canal podría haber inclinado el concurso hacia el consorcio que incluía a CUSA, dirigida por su primo”.
Barbara Stephenson
Ex embajadora de Estados Unidos en Panamá
 

Betty Brannan Jaén
corresponsal en washington

laprensadc@aol.com

Cables confidenciales que la ex embajadora estadounidense en Panamá Barbara Stephenson envió a Washington, entre 2008 y enero de este año, señalan que el presidente, Ricardo Martinelli, y el vicepresidente Juan Carlos Varela criticaron el proyecto de ampliación canalera en reuniones con funcionarios y congresistas de Estados Unidos.

En diciembre del año pasado, Varela calificó el proyecto como “un desastre”, y opinó que en pocos años será obvio su fracaso.

A los pocos días de haber hecho ese comentario, Martinelli aparentemente respondió con “una mueca”, cuando Stephenson le preguntó por la obra.

Según el cable que Stephenson envió a los departamentos de Estado y Comercio de Estados Unidos, Martinelli dijo estar “un poco preocupado” y planteó la posibilidad de que el administrador del Canal, Alberto Alemán, hubiese influido en el proceso de licitación de la construcción del tercer juego de esclusas para favorecer al consorcio que incluye a Cusa, empresa dirigida por miembros de su familia.

Los cables fueron obtenidos por Wikileaks y publicados ayer por el diario español El País.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *