Millonario desfalco bajo la administración de Torrijos – MOP

Panama América

25 nov 13   

 PanamaAmerica-logonuevo-1

Millonario desfalco bajo la administración de Torrijos

25 | 11 | 2013

Funcionarios del MOP obviaron los procesos legales para ejecutar las fianzas de cumplimiento en la serie de obras abandonadas por las empresas. Las obras -en su mayoría carreteros, en Darién, Chitré y Veraguas- quedaron inconclusas.

Divisa - Chitré

En el proyecto de rehabilitación del tramo Divisa – Chitré, la empresa BM3 imputó las causas del incumplimiento al atraso en la obtención del estudio de impacto ambiental por parte del MOP.(Thays Domínguez)

Notas relacionadas

En fase final, proyecto de ampliación de la…

Redacción (nación@epasa.com) / PANAMA AMERICA Una lesión patrimonial por encima de los 94 millones de dólares es el resultado de un informe de gestión que revela serias irregularidades ocurridas en el Ministerio de Obras Públicas (MOP) bajo la administración del entonces presidente Martín Torrijos.

El documento destaca contrataciones directas para la rehabilitación y construcción de proyectos carreteros a empresas que no lograron completar la obra en el tiempo y que contaron con el aval del otrora ministro Benjamín Colamarco.

Tampoco se aplicaron los procedimientos en el tiempo oportuno para la ejecución de las fianzas.

En el periodo 2004-2009, aparecen -según el informe- 11 contrataciones directas que suscribió la administración de Torrijos con empresas de dudosa reputación, que dejaron las obras inconclusas.

Entre ellas aparecen Romar Hermanos, Consorcio M&S, Ingeniería de Vías, Consorcio Panamericana y Transcaribe Trading S.A. A seis de ellos se les venció el plazo dado por el Estado y otros siete fueron paralizados sin que el MOP, a cargo del entonces ministro Benjamín Colamarco, iniciara el procedimiento para ejecutar las fianzas (ver recuadro).

La investigación -apoyada con pruebas testimoniales de los residentes en las áreas donde se desarrollaron los trabajos, en su mayoría en Darién- destaca que las “inversiones fueron hechas en escuelas, muelles, carreteras, comedores escolares y centros recreativos escolares que las empresas abandonaron y otros casos, las aseguradoras tuvieron que concluir a medias los trabajos.

Los proyectos en su mayoría tuvieron que someterse a una segunda licitación.Geovancio Guainora, dirigente comunitario de Metetí, “espera que el tramo cuarto carretero entre Metetí – Canglón, valorado en ocho millones de dólares, sea reactivado porque está abandonado”.

Otra de las anomalías detectadas es la consecución de contratos a la empresa BM3 Obras y Servicios S.A., a la que en ese mismo periodo se le otorgaron cinco contratos valorados en 42 millones de dólares con resultados inconclusos.

En ellos sobresale el contrato N.° Al-1-51-08 para la rehabilitación y mantenimiento de la Carretera Nacional, tramo Divisa-Chitré, en Herrera, por seis millones de dólares, y el contrato N.° Al-1-47-08 para la rehabilitación del camino La Yeguada – Chitra, en Veraguas, por 5.6 millones de dólares.

En ambos casos, los proyectos no fueron resueltos en tiempo oportuno, lo que permitió que se les vencieran las fianzas de cumplimiento y de anticipo.

En el proyecto de Herrera, la anomalía fue advertida a través de un cruce de notas entre el entonces director de inspección del MOP, Adriano Ferrer, y el supervisor de área, Ronaldo Pérez. Informes técnicos del 21 de noviembre de 2008, 27 de enero y 3 de febrero de 2009, elaborado por Pérez, señalaba sobre el estado de atraso en que se encontraba el proyecto amparado bajo el contrato Al- 1-51-08.BM3 Obras y Servicios se inscribió en el Registro Público en septiembre de 2007.

De los tres informes, los dos primeros se dirigieron a la empresa BM3 y el último al director nacional de Inspección, en los que se precisó que “transcurridos 223 días calendarios, el proyecto solo tenía un avance del 7.5% al 28 de enero de 2009.

El proyecto tenía fecha de entrega 29 de febrero de 2009.En su momento, el entonces ministro del MOP aceptó el compromiso de la empresa de culminar en el tiempo sin que los resultados saltaran a la vista.

En el contrato Al -1-51-08 en Veraguas, un informe técnico fechado el 11 de febrero de 2009 también reflejó que la empresa MB3 mostró ineficiencia en el servicio prestado y atraso en la obra encomendada.

También ordenó que se iniciaran los trámites de resolución administrativa. En ninguno de los casos las autoridades solicitaron en el tiempo la resolución del contrato para pedir fianza de cumplimiento para salvaguardar los paraeses del Estado.

Al término de la administración de Torrijos, “las comunidades no recibieron la obra, ni el Estado pudo resarcirse con la fianza”, según se desprende del in- forme de auditoría enfocado en las revisiones de las contrataciones directas desde los años 2006 hasta 2009.

Las irregularidades detectadas en las contrataciones directas de proyectos carreteros, en su mayoría en la provincia de Darién, no fueron aceptadas por el exministro Benjamín Colamarco.

Según dijo, cada contrato se hizo “con estricto cumplimiento de los procedimientos y de las normas de control a través de una auditoría parana del MOP”.

En el caso del proyecto Bayano – Ipetí, Colamarco aclaró que hasta su administración, la obra registraba un 90% de avance y que le correspondía a la administración actual recibir el 10%. Con BM3 aceptó los atrasos expuestos, pero se contradice en los procesos legales pendientes.

“Los inspectores del MOP, a medida que avanzaban en la ejecución de la obra, reportaron las dificultades encontradas, lo que motivó a nuestra administración a hacer los llamados de atención necesarios, siempre con el paraés de que los proyectos se ejecutaran cabalmente para beneficio de las comunidades y los ciudadanos de las áreas de su desarrollo.

Pese a estos ingentes llamados de atención, la empresa siguió con los atrasos, razón por la cual se procedió a iniciar los trámites de ejecución de las fianzas de cumplimiento”.

Según dijo al finalizar su gestión, “todo listo para la materialización de la ejecución de cada una de las fianzas, algunas más adelantadas que otras, pero todo quedó en debido orden”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *