One Comment

  1. Elvis Hibbert

    Que porqueria de justicia vendida y corrompida por unos cuantos, para intereses de poderosos…mientras cometen sus fechorias…ensucian a otros para despistar a la justicia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *